lunes, 9 de febrero de 2015

Qué hacer con el bizcocho seco

Qué hacer con el bizcocho seco


Hoy les digo un truco para reciclar el bizcocho vegano o queque (como se dice en mi tierra), rápido, fácil y barato.

Con esta entrada empiezo una sección llamada QUÉ HACER CON dónde les iré diciendo trucos para reciclar comida o partes de alimentos y así no tirar nada de nada. Creo que debería ser una asignatura obligatoria en todos los colegios, algo así como "reciclaje intensivo".

La idea que les propongo hoy surgió cuando hice un queque poco apetecible. Más que seco tenía textura de hormigón armado. Me sorprendió porque nada más salir del horno costaba comerlo.

Directamente me vino como una pequeña película a la cabeza: 
  1. PLANTEAMIENTO: una joven ingenua saca de su horno lo que ella espera que sea un postre sano y cargado de cariño, que acompañará los desayunos y meriendas de un bonito fin de semana. En ese mismo momento, se da cuenta que más que un queque acaba de crear un arma arrojadiza.
  2. NUDO: ante su inminente fracaso decide correr por su casa sin motivo aparente, gritando ¿Qué voy a hacer? ¿Qué voy a hacer?. Mientras da vueltas sólo puede pensar en que su Madre y ella intentarán comer el queque los dos primero días, negando así la realidad. Entonces, la joven se para y se imagina una pequeña película en su cabeza que derivaría a un pequeño guión en su pequeño blog.  
  3. DESENLACE: la protagonista de la absurda película sin sentido, se arma de valor y decide poner manos a la obra para buscar una forma de facilitar el tragar ese queque y así impedir el desenlace preestablecido. Al final, ella y su postre se miran y sonríen felizmente.




Es un postre totalmente de reciclaje, por la receta en sí como también por los botes. Puedes coger los típicos botes de cristal de pimientos de piquillos, de pepinillos, de lo que tengas en casa, bien lavados. Perfecto. Así que no los tires nunca. Te lo dice Doña Botito de Cristal.

Mi queque vegano tenía manzana y frutos secos, por lo que, a pesar de la textura, tenía buen sabor. Sólo hacía falta ayudar al cuerpo para poder tragarlo. Esto sirve también para cuando haces un queque casero, como de plátano y arándanos o de chocolate,  y pasan bastantes días sin que se acabe. 


Tiempo: 4 minutos
Coste: poquito
Dificultad: para ti


Ingredientes:

- Bizcocho / Queque de lo que quieras
- Yogur de soja (el mío tenía piña y mango)
- Chocholate negro

Necesitarás:
Botes de cristal. Aunque también los puedes poner en vasos o boles pequeños. Lo que se te ocurra. Imaginación al poder.

*Ojo con los yogures aunque tengan soja, no quiere decir que sean veganos. Así que miren los ingredientes antes de comprar.




1) En el bote ponemos una cama de yogur (sólo un poco).



2) Con un tenedor tuve que desmigajar el queque, lo añadí al bote. Sin presionar demasiado para permitir que el yogur de la siguiente capa pueda penetrar bien.



3) Cubrimos con otra capa de yogur.

4) Culminamos con un poco de chocolate rallado. Puedes con el mismo cuchillo o pela-papas rallarlo o bien añadirlo en trocitos. Como más te guste. Ambas formas incluso juntas están exquisitas.



Listo. Metemos en la nevera hasta el momento de consumir y degustamos placenteramente. Aunque otra forma de comer es calentamos el bizcocho en el horno y montamos de la manera anterior. Así tendremos un postre frío-caliente.


NO TE OLVIDES DE:
  • Si tienes cualquier duda, puedes preguntar sin problema. Es más me encantaría intentar responderte.
  • Comentar lo que te apetezca
  • Compartir con los tuyos
  • Seguirme en las redes sociales (facebookinstagram










Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Maravillosa idea.Eres una manitas.
    Muchísimas gracias Adassa! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Sandra !

      Me alegra que te guste querida! :)

      un besazo

      Eliminar

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito