viernes, 23 de enero de 2015

Salsa de tomate al estilo italiano

Salsa de tomate al estilo italiano

Me encanta esta salsa porque al final se queda un sabor suave, aromático y se nota muchísimo el cariño. Encima vegana. Sé que para hacerla tienes que tener un poco de tiempo, pero si no dispones de él, que sepas que existe la posibilidad de hacer un receta de salsa de tomate en 20 minutos, es rica,  sana, natural y también se nota el cariño. 

Una idea puede ser: hacer bastante cantidad, un domingo por ejemplo, y luego guardar la salsa en botes de cristal, los cierras herméticamente y vas abriendo a razón de lo que te haga falta, sin necesidad de perder tiempo entre semana. Como ves, el poco tiempo y la salud no deben de estar reñidos.

Esta salsa me encanta. Aunque digo que es estilo italiano, realmente es estilo Adassa porque esta mezcla fue producto de mi nevera. No obstante, si la denominara así la gente pensaría que se trata de algo no comestible.

Tiempo: 45 minutos-1 hora
Coste: muy poco
Dificultad: para personas que se quieran cuidar

Ingredientes:
- 1 kg de tomates maduros
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- Un trozo de puerro (opcional)
- Una rama de apio
- 2/3 de un vasito de vino tinto canario
- 1 cucharadita de sirope de agave o una zanahoria
- La mitad de una cucharadita de cúrcuma
- Pimiemta y sal
- Un buen manojo de albahaca fresca
- Aceite de oliva virgen extra

¿Por qué una cucharadita de sirope de agave o una zanahoria?
El tomate es una fruta ácida, y cuando se fríe se puede equilibrar esa acidez aportando algún ingrediente dulce. Hay quienes añaden una cucharadita de azúcar, pero a mi me gusta más sofreír una zanahoria al principio (que aporta dulzor) o al final una cucharadita de agave.


1) Picamos muy bien la cebolla, los dientes de ajo y el trozo de puerro (y si quieres la zanahoria picada) y lo sofreímos en una caldero amplio con abundante aceite de oliva, a fuego medio-bajo. Cuando esté bien pochadito, añadimos el vino, removemos bien y esperamos unos 3 minutos para que se evapore el alcohol.

2) Mientras se pocha lo anterior, metemos los tomates (previamente bien lavados y sin el pendúnculo) en trozos en el vaso de la batidor. Batimos bien hasta obtener un puré crudo de tomate.

3) Una vez evaporado el vino, pasamos el puré de tomate por un colador grande  encima del caldero (con ello, se queda en el colador las pipas y la piel del tomate). Removemos bien, añadimos la sal, pimienta y la cúrcuma y dejamos que se cocine durante unos 30 minutos o hasta que veas que el tomate esté cocinado. Es el momento de añadir el sirope (si no le  has añadido zanahoria) y removemos. Probamos y rectificamos, añadimos más agave o sal si vemos que lo necesita.

4) Cuando esté lista la salsa apagamos y apartamos del fuego, añadimos la albahaca limpia y picada, tapamos y dejamos reposar.

Listo.

Puedes usar esta salsa para hacer pasta, pizzas caseras, guisos, lasaña, rehogados...lo que se te ocurra. Así que te animo a que lo hagas y que me cuentes.

Ah, no te olvides de:

  • Comentar lo que te apetezca
  • Compartir con los tuyos
  • Seguirme en las redes sociales (facebookinstagram


Ay, hoy me apetece tranquilidad y relajación :)






Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito