lunes, 3 de noviembre de 2014

Pastel de berenjenas vegano



Lo que aquí tenemos entre mano es un buen pastel vegano, barato y sano de berenjena. Todo muy casero, empezando por la salsa de tomate rápida, pasando por la bechamel.

Siempre me han encantando los pasteles salados, las empanadas, las lasañas...casi que los agrupo en  el mismo cajón mental de Comidas Saladas Preferidas, y como hacía tiempo que no hacía nada de este estilo, mi sexy body ya me lo estaba pidiendo a gritos.

Así, un día que tenía algo de tiempo decidí mezclar esto y lo otro y éste fue el resultado. Espero que te decidas a hacerlo y que te guste, que es lo más importante, por eso "estamos aquí".

Tiempo: una hora aprox.
Coste: poco
Dificultad: para ex Doctores Honoris Causa

Ingredientes para 2-3 personas:

- 1 berenjena  y media
- 1 calabacino mediano
- 1 taza de salsa de tomate casera (vean la receta, se hace en 20 minutos)
- Sal y pimienta
- Aceite de oliva virgen extra
- Levadura de cerveza

Para la bechamel:

- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 2 cucharadas de harina (uso integral, ya sabes, más sano)
- 1 vaso de leche vegetal (usé de soja, sin edulcorar)
-Pimienta, sal y nuez moscada


1) Cortamos la berenjena en rodajas no muy finas y las dejamos en remojo con sal durante unos 15 minutos. Así "suelta la acidez".

2) Mientras tanto vamos haciendo la salsa de tomate. Si la tienes echa de antes bien por ti, si usas de paquete, bueno te perdono.

3) Cortamos el calabacino en rodajas intentado que sea del mismo grosor que las berenjenas. Pasados los 15 minutos de remojo, colamos las berenjenas bien y las secamos un poco. Las ponemos en una bandeja de horno con papel de horno (valga la redundancia) junto con el calabacino, bien colocado todo. Rociamos con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta y horneamos durante 10- 15 minutos o hasta que se dore un poco. Sacamos.

4) Mientras está en el horno la verdura vamos haciendo la bechamel. En una sartén ponemos el aceite y la harina a fuego medio, dejamos que ésta se cocine removiendo constantemente. Ojo que no se queme pero tampoco que quede cruda. Cuando esté añadimos el vaso de leche vegetal y removemos sin parar hasta que vaya espesando. Nos interesa que quede un líquido espeso sin llegar a masa de croqueta. Como la textura del chocolate a la taza para que te hagas una idea. Luego añadimos sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

5) Ahora montamos el pastel. En un recipiente apto para el horno ponemos una gota de aceite, y la repartimos bien. Luego una capa de berenjena y calabacino, encima salsa de tomate, otra capa de cverdura y así hasta acabar con todo. Al final, culminamos con la bechamel bien repartida y levadura de cerveza a modo de queso en polvo. Lo metemos en el horno unos 15 minutos o hasta que esté dorado.













Tan sólo te queda degustar con pasión y disfrutar. Ah y no te olvides de:


  • Comentar lo que te apetezca
  • Compartir con los tuyos
  • Seguirme en las redes sociales (no cuesta nada :)





  • You ain't ever gonna burn my heart out



    Image and video hosting by TinyPic

    1 comentario:

    1. qué pintaa!! quiero hacerla a ver que tal sabe!!

      ResponderEliminar

    ¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

    Seguir es muy bonito