viernes, 3 de octubre de 2014

Brownie vegano fácil en 40 minutos


Con esa receta vegana de brownie he querido endulzar de manera fácil y rápida la vida. Es rápida porque se trata de mezclar unos cuantos ingredientes, meterlos en un molde y hornear.

Además es algo más sana que las recetas que podemos ver porque he usado ingredientes <<alternativos>> que deberían ser prioritarios, como azúcar moreno o harina integral.

Sin embargo, me estoy pasando con la asiduidad con la que hago esta receta, ya que llevé un brownie un fin de semana que nos quedamos en la casa de campo de una buena amiga, también cuando fui a casa de mis abuel@s (mi abuela dice que el sabor le recuerda a la morcilla, en fin) y ahora por el último para mi Madre, mi hermana y para mí, porque sí.


Cambiando de tema momentaneamente, me he tomado el mes de octubre como un inicio del curso escolar bloguil, no sé... algo así como el inicio del ejercicio bloguero. ¿Por qué? Los que me leyeron el otro día por el facebook del blog, saben que llevaba unos días un poco desanimada, dándole vueltas a la cabeza sobre la falta de tiempo para pensar una receta, ir a comprar los ingredientes, cocinar, sacar fotos, editarlas, redactar la receta, publicarla, publicitarla. Ciertamente, quería dar lo mejor de mí en cuanto al blog, pero veía que la falta de tiempo me hacía ser negativa y no llegar hacer las cosas bien.

Tuve un diálogo conmigo misma, en plan : ¿verdaderamente quieres parar temporalmente de publicar?, ¿cuándo tendrás tiempo para volver a escribir?

Las respuestas que me vienieron fue: cuando algo te gusta, se saca tiempo de donde sea. Como dije en facebook, esto me gusta y lo que es más importante, me da vidilla. No sé, se trata de compartir algo tan apasionante como la cocina, ya que ésta no es sólo el proceso de elaboración del plato, es aportar amor y cariño a algo que ha salido de tus manos, y si encima lo compartes con alguien, esa experiencia se multiplica por mil millones más de sentimientos bonitos. Sinceramente, me encanta compartir con la gente que quiero, tanto en persona o como a través de este medio, lo que yo modestamente pueda aportar.


Considero que la cocina es un instrumento bonito no solo para nutrir nuestro cuerpo sino también nuestro espíritu.

El caso es que, ¡no! no quiero dejar de cocinar cosas interesantes (o por lo menos interesantes para mí) y dejar compartirlo con aquellos que me leen. Así que, organicé el mes de octubre para tener el planning de aquellas recetas que quería publicar. 

Por todo ello, considero el mes de octubre el inicio de mi periodo bloguil porque ha sido una revelación de mi misma por querer seguir, y proponerme que lo que hago intentar hacerlo lo mejor que pueda.

Y además porque mañana día 4, se cumplen 3 AÑOS  que empecé con el blog. ¿Te lo puedes creer? Yo de verdad que no me lo creo que haya pasado ya tanto tiempo.



Vamos al lío,

Tiempo: unos 40 minutos contando con el tiempo de horneado
Coste: poco
Dificultad: para expertos mezcladores de masa
Fuente: Dimensión Vegana <-- la Biblia Vegana


Ingredientes que usé:
- 2 tazas de harina integral
- 1 de chocolate en polvo amargo (aunque yo usé azcuarado, por eso añadí menos azúcar moreno)
- 1 cucharadita de bicarbonato (o dos de levadura química)
- Media taza de azúcar moreno ( o una entera si el cacao es amargo)
- 1/2 cucharadita de sal (usé sal rosa del Himalaya)
- 3/4 de aceite de girasol
- 1 taza de leche vegetal (usé de soja)
- 1 cucharada de esencia de vainilla
- 1 cucharadita de aroma de chocolate (súper opcional)
- 1 taza de nueces troceadas
- 1 taza de chocolate troceado o chips 

Para la crema de chocolate:
- Unas 6 onzas de chocolate para fundir
- Un chorrito de leche vegetal (usé de almendras)


1) Mezclamos todos los ingredientes secos tamizados en un bol grande (harina, cacao, levadura, sal y bicarbonato) y añadimos también el azúcar y la sal. En otro bol mezclamos bien todos los líquidos y se los añadimos al primer bol, mezclamos hasta obtener una masa homogénea con un precioso color chocolate.

2) Metemos la masa en una fuente apta para horno, y lo metemos en él, previamente calentado, con calor arriba y abajo a 175º durante unos 25-30 minutos. Yo cuando lleva 20 minutos, lo miro y pincho con un palillo, si sale limpio es que está listo.

3) Para la crema de chocolate, en un bol pequeño ponemos las onzas de chocolate con la leche, y lo ponemos dentro de un calentador con agua, para que se vaya derritiendo al baño maría, sin parar de remover . Con ello, conseguiremos que el chocolate no pierda brillo. También puedes meterlo en el micro durante unos 8-10 segundos, sacas y remueves, si ves que aún no está derretido vuelve a poner otros pocos segundos. Cuando esté, extendemos encima del brownie y ya lo tenemos.

 Para que puedas desmoldar sin problemas tienes dos opciones: engrasar previamente el molde con un poco de margarina vegana o bien usar papel de horno dentro del molde. Además, debemos dejar enfriar un poco antes de desmoldarlo.

Lo único que nos queda es cortar y disfrutar. Puedes acompañar con un helado vegano o nata montada vegana.



Esto es como un poco de alegría para tu cuerpo, ¿no?
Yo estoy escribiendo estas lineas mientras escucho esta canción, cuando son las 21:55 y tengo unas ganas de bailar que en cuanto pare de escribir, verás tú que los bailoteos míos van a desbancar a la mismísima Beyoncé.



Image and video hosting by TinyPic







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito