lunes, 8 de septiembre de 2014

Champiñones veganos rellenos de berenjena y soja texturizada



Champiñones veganos rellenos de berenjena y soja texturizada


A continuación les propongo una receta vegana y sencilla de comer champiñones. En serio, es super fácil, y encima con esta receta aportas a tu cuerpo proteínas (de la soja), mucha agua que tan bien hace en verano y es recomendable si quieres adelgazar (los champiñones contienen un 90 % de agua),  y minerales como potasio, fósforo, selenio, entre otras propiedades.

Con esta receta, me uno otra vez a los #LunesSinCarne, y si aún no sabes en qué consiste, copio y pego la descripción de su web en español:


"Lunes Sin Carne es una campaña internacional que alienta a las personas a no comer carne los lunes para mejorar su salud y ayudar al planeta.

Miles de ciudadanos de todo el mundo se han sumado a los Lunes Sin Carne desde el año 2003, y actualmente todas las escuelas públicas de Los Angeles (EE.UU.) y el estado de Sao Paulo (Brasil) adhieren a la campaña. Además, grandes personalidades como Paul McCartney, Al Gore y Gwyneth Paltrow apoyan públicamente esta iniciativa.

Lunes Sin Carne es una campaña sin fines de lucro en la que cualquier persona puede participar: sólo debes eliminar todo tipo de carne de tu plato un día a la semana."


En este caso, al ser una receta vegana, a la hora de gratinar los champiñones he sustituido el queso por levadura de cerveza, y realmente ha quedado buenísimo y algo crujiente.

Antes de empezar con la receta, me parece importante comentarles cómo lavo los champiñones, ya que ciertamente guardan bastante tierra:

  1. Lo primero que hago es cortarles la base (la cual vemos que está llena tierra).
  2. Luego los meto en un bol con bastante agua y las dejo unos minutos ahí para que la tierra se vaya aflojando
  3. Por último, los lavo un poco con las manos bajo el grifo para quitar los restos de tierra.

Para hacer esta receta, debemos comprar champiñones grandes, que nos permitan quitarles los tallos (esto se hace agarrando el tallo con una mano y la cabeza con la otra, y giramos un poco el tallo), quedando un hueco considerable en la cabeza digno del mejor relleno.



Tiempo: unos 30 minutos
Coste: bajo
Dificultad: nula

Ingredientes para 2 personas:

- De 6 a 8 champiñones grandes
- Medio vaso de soja texturizada
- Media berenjena o si es pequeña, una entera
- Una cebolla
- 1 diente de ajo
- Levadura de cerveza
- Pimienta
- Perejil fresco picado
- Un poco de vino tinto
- Otro poco de salsa de soja
- Aceite de oliva extra virgen


Vamos al lío,

1) Lo primerísimo es cortar en rodajas la berenjena y sumergirla en un bol con abundante agua y sal*. También es el momento de poner a lavar los champiñones. Luego cortamos el diente de ajo y la cebolla lo más chico que puedas y sofreímos todo con abundante aceite de oliva en una sartén amplía a fuego medio bajo. 

2) Cuando ya veas que la cebolla empiece a estar con color-pochada, sacamos la berenjena y dejamos que se escurra. A continuación, añadimos el medio vaso de soja texturizada y removemos bien bien. Cortamos la berenjena también lo más pequeña que puedas y se la añadimos a la sartén. Removemos y añadimos los tallos picados de los champiñones y la pimienta molida. Cuando se haya sofrito todo un poco, añadimos el chorro de vino y el de salsa de soja.

3) Mientras se sofríe todo, metemos en el horno las cabezas de los champiñones al horno durante unos 10 minutos a 180º, calor arriba y abajo.

4) Cuanto esté sofrito, apagamos el fuego y añadimos el perejil picado, mezclamos bien y comenzamos a rellenar los champiñones con cuidado de no quemarnos. Por último, añadimos levadura por encima y metemos en el horno para gratinar unos pocos minutos (cuando veas que ya ha cogido color la levadura).

Emplatamos y disfrutamos.



*Con ello, quitamos el amargor característico de la berenjena y además, ayudará a que no chupe el aceite de la sartén. La egoísta.
*No añadí más sal porque la salsa de soja ya aportaba lo necesario para mi gusto. Sin embargo, antes de rellenar los champiñones puedes probar para corregir la sal.

Como ya he comentado es una idea que te propongo, pero puedes variarla con lo que tengas en la nevera o más te apetezca. La cocina es así de bonita. Está todo y nada escrito.


No te olvides de:

  • Comentar lo que quieras.
  • Seguirme en las redes sociales (arriba a la derecha te lleva directamente a ellas).
  • Compartir con los tuyos. 


Me encanta este grupo.
Vamos a caminar por nuestro camino, que bien caminado estará.


Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

  1. La FiloBatiburrilla Menor4 de octubre de 2014, 13:17

    Querida Adassa;

    Aprovecho que hoy tu blog cumple 3 añitos para comentar en él y felicitarte por las cada vez más sabrosas, originales, respetuosas y exquisitas recetas. :) ¡FELICIDADES!

    Me ha llamado mucho la atención ésta en particular; las fotos me parecen muy vívidas. De hecho, dos cosas se me ocurrieron al contemplarlas: por un lado, que la receta quedaría genial también sustituyendo el champiñón por una(s) papa(s) [grande(s) y con cáscara] al horno; por otro lado, también me vino a la mente la deliciosa idea de la miel como sustituto de la salsa de soja y el vino (aunque quizá aquí habría que cuestionarse si poner o no perejil,... el romero es otra opción; en cualquier caso, eso es cuestión de gustos).

    ¡Un abrazo y ánimo con este maravilloso blog! ;)

    ResponderEliminar

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito