miércoles, 14 de mayo de 2014

Qué es la fibra alimentaria y para qué sirve en nuestro cuerpo

Foto vista aquí

Sí, publico hoy miércoles también porque me apetece hablar de nutrición. Cada vez me gusta más, me parece super interesante y útil saber qué propiedades tiene lo que nos alimenta o <<desalimenta>>.

A su vez, me estoy tomando el blog como una vía para compartir lo que voy aprendiendo, por si a alguien le puede interesar, es como mi pequeño diario gastronómico de aprendizajes.

Hoy les hablo de la fibra, esa <<cosa>> de la que tanto nos hablan en los anuncios de cereales y parece que no se encuentra en otro alimento más.



¿Qué es la fibra alimentaria?

Tal y como Wikipedia me informa, la fibra alimentaria se puede definir como la parte de las plantas comestibles que resiste a la digestión y absorción en el intestino delgado humano y que experimenta una fermentación parcial o total en el intestino grueso. Es decir, se trata de aquellos vegetales que el cuerpo humano no puede procesar, debido a que el aparato digestivo no posee las enzimas necesarias para descomponer y así digerirla.



¿Qué tipos de fibras hay?

Existen dos tipos de fibra, que igual te suenan: la fibra soluble y la insoluble.

Vista aquí
1) Fibra soluble (que se puede disolver en el agua) está formada por componentes (inulina, pectinas, gomas y fructooligosacáridos) que captan mucha agua y son capaces de formar geles viscosos, además de ser muy fermentables, lo que puede generar algo de gases ( gases que son beneficiosos para el colon). La fibra soluble, además de captar agua, es capaz de disminuir y ralentizar la absorción de grasas y azúcares de los alimentos (índice glucémico), lo que contribuye a regular los niveles de colesterol y de glucosa en sangre y triglicéridos en el aparato digestivo, reduciendo así la posible presencia de enfermedades cardiovasculares y diabetes.





Vista aquí
2) Fibra insoluble (que no se puede disolver en el agua) está integrada por sustancias (celulosa, hemicelulosa, lignina y almidón resistente) que retienen poca agua y se hinchan poco. Sobre todo, se encarga de limpiar, como un cepillo natural, las paredes del intestino desprendiendo los desechos adheridos a ésta y evitando así, la aparición de estreñimiento y/o hemorroides.
Los componentes de este tipo de fibra son poco fermentables y resisten la acción de los microorganismos del intestino. 

Ambos tipos de fibra son igual de importante para el cuerpo humano, y ambos tienen efectos laxantes, si bien, una más que otra, así que dependiendo de cada persona debemos ingerir más una que la otra.


¿Dónde está la fibra?

La fibra soluble la podemos encontrar en las legumbres, cereales (en general) como la avena y la cebada, manzana, frutas cítricas, frutillas y zanahorias.

Por su parte, la fibra insoluble la podemos encontrar  en la harina de trigo integral, salvado de trigo, cereales integrales (en realidad en todo tipo de cereales), semillas, lechuga, espinacas, acelga, repollo, brócoli, uvas, uvas pasas, frutas secas, e incluso en la piel de papa.


Algunos ejemplos de cómo usar estos alimentos con fibra:

Fuentes: BotanicalVitonicaWikipedia


Y otra de Coldplay animadita


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito