miércoles, 10 de julio de 2013

Recordando el salmorejo


Con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y trozos de aguacate

A lo largo de mi corta edad bloguil, he hecho varias recetas de salmorejo (flipping colours con él), como salmorejo de remolacha, de calabaza, e incluso de fresa con pimientos de piquillo.

Todas las recetas salmorejiles están muy buenas aunque siempre termino comiendo casi tooooodo el verano la versión de toda la vida. 

Me gusta que me acoses virtualmente, así que estás tardando en seguirme en el facebook, twitter y como no, en el blog, en el recuadro que hay arriba a la derecha, o te acosaré yo.

Es una receta típica de verano, pues te refresca el alma, aunque como mi amor hacia él es incondicional, me lo como siempre que puedo, da igual la estación del año. Ñam.

Tiempo: preparación 15 min. + 1 hora de reposo en la nevera (mínimo)
Coste: na y menos
Dificultad: para zombie kids descerebrados

Ingredientes:

- 1 kg de tomate maduro (lo suelo hacer con tomate pera)
- media barra de pan viejo, se suele quitar la corteza, aunque yo lo echo todo.
- 2 ajos (puedes poner menos)
- Aceite, vinagre
- Sal, pimienta
- Un poco agua agua

*Se puede servir con lo que quieras, pepino, aguacate, melocotón, pimientos, pan, etc.

Al lío que me lío:

1) Pelamos los tomates (puedes hacer todo el proceso sin pelar y luego pasarlo por un pasapurés o chino), para ello, hacemos un corte en forma de cruz y los sumergimos en un calentador con agua caliente. Los dejamos unos 30 segundos y metemos en un bol con agua muy fría.

2) Con ayuda de un cuchillo vamos tirando de las cáscaras de la parte de la cruz. Mientras ponemos en remojo en agua el pan.

3) En un bol grande añadimos los tomates troceados, el resto de los ingredientes y batimos bien. Probamos para ver qué nos falta (sal, aceite, vinagre...lo que tus tripas te indiquen), así cuando creas que esté listo se guarda en la nevera durante una hora mínimo, cuanto más tiempo mejor pues tendrá más sabor. (Bueno supongo, que habrá un momento en que se caduque, pero no lo he investigado)

* Para que no repita tanto, podemos quitar el germen del ajo, es decir, hacemos un corte longitudinal y quitamos la parte central.

** Las cantidades de aceite y vinagre depende de tus gustos.

*** Si queda muy espeso puedes ponerle un poquito de agua. Si queda muy líquido puedes ponerle más pan.
***Puedes poner en remojo el pan directamente en el tomate batido y luego bates otras vez con el resto de los ingredientes.


Refresca tu alma.


2 comentarios:

  1. Me encanta el salmorejo..El tuyo se ve delicioso!!Bs

    ResponderEliminar
  2. que b uena pinta tiene! es u n clasico del verano, super apetecible! un besote

    ResponderEliminar

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito