miércoles, 31 de julio de 2013

Hamburguesa de champiñones y avena





El sábado pasado mis amigas y yo decidimos ir a la piscina (como ya he dicho el pequeño paréntesis madrileño, ¡qué remedio!), cual fue nuestra sorpresa al ver que ese día amaneció y permaneció nublado, un sábadooooo, ya podría ser un martes o jueves, nooo, el sábado, después de una semana perfectamente soleada y calurosa. En fin, que trasladamos el plan para la casa de Lorena, y así comernos estas deliciosas y alternativas hamburguesas con unas birris bien fresquitas.

Esta receta la vi en la web de Hogar Útil, concretamente es del del gran Bruno Oteiza. Es una hamburguesa variada y muy completa nutricionalmente, pues contiene cereal, arroz y verduras, entre otras cosas.

Tiempo: unos 45 minutos.
Coste: bajo
Dificultad: baja, como la moral de algunos políticos.


- 200 g de copos de avena
- 50 g de arroz cocido
- 8 champiñones enteros
- 1 zanahoria
- 1 cebolleta o cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- 1 yema de huevo (yo le añadí el huevo entero)
- pan rallado
- salsa de soja
- agua
- aceite de oliva virgen extra
- sal
- perejil
- comino

Vamos al lío:



1) Ponemos en remojo los copos de avena en un bol con agua templada durante 1 hora. Se puede poner también durante toda la noche.

2) Limpiamos bien los champiñones y los picamos, así como la cebolla, los dientes de ajo, la zanahoria y ponemos todo a pochar con un buen chorro de aceite. Añade los champiñones y deja que se doren. Espolvoreamos con perejil picado y reservamos cuanto esté hecho. Cocemos el arroz también.

3) Escurrimos bien la avena y la metemos en un bol, junto con el arroz cocido, las verduras pochadas, una pizca de comino, un chorrito de salsa de soja y el huevo,  sazonamos y espolvoreamos con una cucharada de pan rallado. Mezcla bien  y dejamos reposar y enfriar en el frigorífico durante 10 minutos. (Si está muy caliente, recomiendo que no lo metan directamente en la nevera, espera a que se enfríe)

4) Nos untamos las manos con unas gotas de aceite y damos forma a las hamburguesas con la masa, las pasamos por pan rallado y las freímos vuelta y vuelta en una sartén con aceite caliente (es recomendable que el fuego no esté muy fuerte ya que si no el pan rallado se quemará y las hamburguesas se quedan deshechas por dentro). Escurrimos sobre papel absorbente.







"Como una montaña se vuelve volcán
No sé qué me das

Y de un remolino surge un huracán
No sé qué me das

Como una granada a punto de explotar
No sé qué me das

Como el Dr. Jeckyll se transforma en Hyde
No sé qué me das"



2 comentarios:

  1. Que hamburguesa más curiosa y que sana, tomo nota, tengo que probarla, besos
    Sofía

    ResponderEliminar

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito