lunes, 26 de marzo de 2012

Tortilla de revoltijos, ¡ un aplauso !

 ¡ Oy qué tortilla, dame un abrazo tío !


Siempre es necesario aprovechar el buen tiempo cuando se tiene la oportunidad, y si estás en Madrid, más aún. Ayer al descubrir que hacía un día increíble decidimos hacernos algo rápido de comer y hacer un pequeño picnic en el Jardín de El Capricho, muy bonito por cierto. (Si bien descubrimos que no podíamos comer dentro, comimos en un parque de al lado y decidimos reposar la comida en el susodicho jardín)

Como ya he dicho en alguna otra ocasión, me apasiona la tortilla, por ello, he decidido descubrir el mundo tortillil, y no es que me haya dado la curiosidad lésbica, sino que he empezado a mirar más allá de la clásica tortilla de papas, que también es un gran "must" culinario (como dirían los más cool).

Antes de entrar en el lío te hago una pregunta: ¿sabes qué tipo de huevos usas? Me gustaría muy mucho que miraras esa información. Gracias.


En este caso la receta me la ha dictado el stock que tenía en la nevera.

Tiempo: de 20 a 30 minutos
Coste: poco
Dificultad: no mucha, lo único hay que saber darle la vuelta a la tortilla, con seguridad, si no olerá tu miedo y caerá estrepitosamente encima de los fogones.

Ingredientes:




- Buen rollito musical

- Media berenjena (o una entera, según los gustos)

- Champiñones (los que tu quieras)

- Papas de paquete

- 3 huevos y un poco de leche. Tienes que mirar si hay líquido suficiente para mezclar con los champis y la berenjena ya frita

- Un pizca de pimienta



Al lío que me lío:

Aclarar que no le eché sal , pues las papas ya le daban el gusto salado que esperaba.

1) Cortamos las berenjenas en rodajas no muy gordas y los champiñones en laminas tampoco muy gordas, Freímos con abundante aceite la berenjena primero, si tienes tiempo y paciencia, para que queden más tiernas las hago a fuego lento. Una vez esté echa, las retiro y las dejo enfriar, mientras voy friendo los champiñones. Se retira cuando tenga colorcito y se deja enfriar.

2) Por otro lado, bato bien los huevos en un bol grande. En mi caso, como usé claras pasteurizadas, de esas que se compran en el Mercadona, y que ya iban a caducarse, había que aprovecharlas, así que añadí un huevo y un poco de colorante para que se quedaran con color de tortilla y no blanca.

3) Una vez atemperada la verdura y demás, lo mezclé todo en el bol, añadiendo también un buen puñado de papas de paquete. Mezclé bien para que las papas se ablandaran con el huevo.

4) En una sartén grande vertí la mezcla, repartí la verdura por la misma. Lo que yo hago es con espátula de madera voy bordeando la tortilla para que no se pegue, y para que tenga una forma rendodita bonita. Cuando me viene la intuición de que ya está dorada por la parte de abajo, pongo un plato encima de la tortilla y con seguridad , como dije antes, doy la vuelta a la sartén con un movimiento enérgico.  Paso la tortilla a la sartén por la parte que no está echa y espero hasta que también coja color para sacarla y devorarla.


Como dije queríamos ir de picnic, así que nos hicimos unos bocadillazos de tortilla con mojo para darle más gusto aún.

Ñammmmmmmm



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta lo que quieras ! ♥ Tú me das vidilla ♥

Seguir es muy bonito