lunes, 28 de julio de 2014

Cómo dar un sabor increíble al tofu con una receta coreana


Ya he comentado otras veces que sería interesante introducir en nuestra dieta el tofu, ya que aporta proteínas vegetales y prácticamente nada de grasas. El pequeño inconveniente es encontrar una manera de saborizarlo de verdad, ya que no tiene un sabor característico. Sin embargo, con esta receta me he quedado flipando con el sabor tan rico y original. Simplemente adictivo, no podía parar de comer.

Leyendo por el ciberespacio, encontré un curioso blog de recetas veganas coreanas. Se trata de una pareja guapa: ella coreana, él chino-estadounidense que, al unirse, decidieron formar su propia vegan family y de ahí el vegan blog.

De este blog obtuve la idea principal, si bien, he modificado algunos ingredientes y pasos.


El tofu es un alimento interesante (digamos las cosas claras) seas vegetarian@ o no. Ya que:
  • Es una fuente sana de proteínas. Al contrario que la carne, pues en la misma podemos encontrar grasas saturadas, toxinas propias del animal, antibióticos, hormonas para hacer crecer al animal en menos tiempo...
  • No posee colesterol.
  • Propiedades positivas para la circulación, debido a la presencia de grasas insaturadas (sanas) y vitamína E.
  • Buena para salud de los huesos, pues posee un 20% más de calcio que la leche de vaca.
  • Si quieres adelgazar, éste debe ser uno de tus alimentos, ya que su nivel calórico es bajo.
  • Fuente de minerales, como el potasio, fósforo y hierro.

Por su parte, te deje algunas ideas para saborizar el tofu que ya he publicado:
¿Dónde comprarlo?
  • Supermercados orientales
  • Carrefour, Mercadona, Alcampo
  • Tiendas indias

Tiempo: unos 45 minutos.
Coste: poco.
Dificultad: para personas como tú.
Fuente: Vegan 8 Korean (está en inglés).

Ingredientes para 2-3 personas:

Para hacer el tofu:
- Un paquete de tofu de unos 350 gr.
- 6 cucharadas de harina (yo he usado una especial, marca Yolanda, que se caracteriza por no necesitar huevo para rebosar. Lo encontré en un chino de Madrid)
- 4-5 cucharadas de cervezas (se puede sustituir por agua)
- Una pizca de sal

Para la salsa:
-1 cucharada de jengibre (aporta bastante sabor, puedes empezar por echarle menos)
- 2 cucharadas de salsa de soja
-1 cucharada de vinagre blanco
- 1 cucharada de vino blanco
- 3 cucharadas de azúcar moreno (o agave)
- 1 cucharada de ajo picado (como 2 ajos)
- 1 taza de agua
- 1 cucharadita de pimienta
- Aceite de oliva virgen extra
- 2 cucharas de agua y otra cucharada de maicena (sirve de espesante)

1) Empezamos por escurrir bien el tofu. Yo lo envolví en papel absorbente para que quitara todo el agua posible. 

2) Mientras se escurre el agua del tofu, vamos haciendo la mezcla para el rebozado: en un bol mezclamos las 6 cucharadas de harina con las 4 de cervezas y la pizca de sal. Removemos bien hasta obtener una mezcla sin grumos.

3) Hecho esto, cortamos el tofu en cuadritos, los pasamos por la mezcla (escurriendo bien el exceso de mezcla) y los freímos en una sartén con abundante aceite bien caliente. Esperamos que se dore por todos los lados, sacamos y ponemos en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Hacemos este proceso con todos los cuadritos.

4) Una vez frito todo el tofu, hacemos la salsa. En un caldero amplio, freímos el ajo picado con un poco de aceite de oliva, el jengibre y la pimienta. Removemos bien hasta que coja cierto color (cuidado que no se queme). Luego añadimos el resto de los ingredientes (menos las dos cucharadas de agua y la de maicena), removemos hasta que todo esté bien mezclado y el azúcar se haya disuelto, dejamos a fuego medio. 

5) Mientras, vamos mezclando las dos cucharadas de agua con la de maicena, sin que quede ningún grumo. Cuando el caldero de la salsa lleve unos minutos en el fuego, añadimos la mezcla anterior y subimos un poco el fuego, con ello conseguiremos que la salsa espese.

*Si ves que la mezcla del rebosado se queda muy seca añade poquito a poco más cerveza o agua hasta obtener un líquido fino y algo espeso (pero no en exceso).

*Recuerda pasar por la mezcla y poner en la sarten los cuadritos uno a uno. Para mí, es más cómodo usar unas pinzas para mover los cuadritos y sacarlos.

*Si quieres simplificar el proceso, en vez de hacer la mezcla del rebozado puedes simplemente pasar los cuadritos de tofu por harina y freír.




¿A qué estás esperando para hacerla? ¡CURRY!





No te olvides de:

  • Comentar lo que te salga del alma.
  • Seguirme en las redes sociales.
  • Compartir con los tuyos si te ha gustado.
  • Y mira, si llegas a hacer la receta me gustaría que le sacaras una foto y me la mandaras.



Cocinar con esta canción (este disco...este grupo) es una gozada.

<<Aún quedan vicios por perfeccionar en los días raros...
los destaparemos en la intimidad con la punta del zapato>>.




Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 16 de julio de 2014

Hamburguesa de mijo y batata




Hace poco me compré en el herbolario un paquete de mijo. Nunca lo había usado y no sabía muy bien qué hacer con él. Buscando por el ciberespacio encontré una receta que mezcla dos alimentos
Mijo visto en Cocina de todo
interesantes, el mijo y la batata. El resultado es espectacular.

Ya he comentado alguna vez lo encantada que estoy de introducirme en el mundo de las hamburguesas vegetales, pues hay tantas como ingredientes existe en el mundo. Por ejemplo, las gustosas y crujientes hamburguesas de soja texturizada, completas hamburguesas de lentejas, curiosas hamburguesas de calabacín, de remolacha y lenteja o de champiñones y avenas...por nombrar algunas.

Tiempo: 45 minutos
Coste: poco
Dificultad: para Sloth
Fuente: he visto la receta en el blog de Mireia Gimeno (tremendo descubrimiento)

Ingredientes:


- 1 vaso de mijo
- 2 batatas (boniatos)
- 1 diente de ajo
- un manojo de perejil
- harina
- aceite de oliva
- sal, pimienta

*Opcional: almrendra picada y cúrcuma


1) Pelamos y cortar los boniatos en cuadraditos pequeños. Yo las hice al vapor durante unos 20 minutos, pero en la receta original se hace al horno con aceite y sal ( se mezcla bien, y se hornea durante 30 minutos a temperatura alta.)

2) Cocemos el mijo con 3 vasos de agua y una pizca de sal.

3) Cortamos el diente de ajo a láminas, y doramos en una sartén con un poco de aceite.Trituramos el perejil con el diente de ajo y el aceite de dorarlo (yo lo he metido todo en un almirez).

4) Cuanto esté las batatas, las metemos en un bol grande y las hacemos puré con un tenedor, y le añadimos el perejil con el ajo y el mijo cocinado. Mezclamos todo bien añadiendo. Se le añade el fruto seco para que deje una consistencia bastante espesa, sin embargo, no le añadí y aún así quedó bien.

5) Le damos forma de hamburguesa con las manos y las pasamos por la harina.

6) En una sartén que no se pegue, agregamos un chorrito de aceite y cuando esté bien caliente metemos las hamburguesas, y las doramos por ambos lados.

Listo.

*Se puede hacer al horno.
*Según Mireia Gimeno, se pueden hacer varias hamburguesas para 2-3 días, y si se guardan en la nevera quedan mejor porque quedan más compactas.






No te olvides, a poder ser:
  • Seguirme en las redes sociales.
  • Dejar tu comentario.
  • Comentar lo que te apetezca.
  • Compartir con esa persona cree que le puede interesar la receta.

Esta canción me rechifla. Me parece una mezcla de sensualidad y elegancia decadente.



Image and video hosting by TinyPic

martes, 15 de julio de 2014

Sopa de melón con aguacate aliñado y puerro frito



Aprovechando que acaba de empezar la temporada de melones (que dura hasta septiembre) me decidí a comprar uno bueno para hacer una refrescante y rica (no, lo siguiente) sopa de melón con un toping completo y curioso.

Como el 80% del melón es agua, al batirlo se queda un agradable y vistoso líquido, por lo que es super fácil y rápido hacer la sopa.

Sinceramente me encantó su sabor, la mezcla de ingredientes, el fresquito a sorbitos... Tremenda.

Posee vitámina A y en C, por lo que convierte al melón en un potente antioxidante, lo que ayuda a alargar la vida, a prevenir enfermedades e incluso a ayudar a cicatrizar. También contiene grandes cantidades de vitamina B, lo que ayuda a aprovechar los hidratos de carbono, grasas y proteínas, además de regular el sistema nervioso.

También nos viene bien para hidratarnos, tanto por dentro como la piel y el pelo, haciéndole frente a los rayos solares, salitre, cloro...

Además, posee algunos minerales como potasio, hierro y manganeso. ¡Hasta calcio tiene!

Tiempo: 15 minutos como mucho + 1 una hora de reposo en la nevera
Coste: bajo
Dificultad: para personas buenas

Ingredientes para 3-4:

-1 melón
-1 o 2 aguacate 
- un puerro
- zumo de medio limón
- sal y pimienta
*Aceite de oliva extra virgen (opcional)

1) Abrimos y cortamos el melón en cuadritos, metemos en un bol grande. Batimos hasta que esté todo líquido. Metemos en la nevera hasta que se enfríe bien (por lo menos una hora).

2) Mientras pelamos y lavamos bien el puerro (debemos quitarle toda la tierrilla que siempre trae). Picamos chico la parte blanca y freímos en una sartén con una chorro de aceite de oliva. Cuando esté dorado sacamos y dejamos enfriar.

3) Cuando quede poco para comer, cortamos el aguacate en cuadritos, y lo metemos en un bol, añadimos el limón, la pizca de sal y la pimienta. Removemos bien para que se mezclen los sabores.

4) Servimos: en un bol metemos la sopa de melón y culminamos con el toping: un poco de aguacate aliñado y puerro frito. Si queremos podemos añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra.


No te olvides de:
  • Comentar lo que quieras.
  • Seguirme en las redes sociales.
  • Compartir con los tuyos.
  • Si haces la receta mándame una fotilla, que me hace ilusión :)

Esta sopa está tan rica como esta canción. ¡Ay!




Image and video hosting by TinyPic

lunes, 14 de julio de 2014

De cómo la escoliosis me salvó la vida

Mi columna bailando la danza del vientre ella sola por dentro.

¡Qué dramática puedo sonar! Sin embargo, lejos de tomármelo como una pequeña desgracia de salud, me lo he tomado como una oportunidad de cambiar ciertos hábitos de mi vida que sin duda me harán mucho bien.

Antes de nada, informarles que he estado desaparecida durante un mes y pico porque debía centrarme en una cosilla de estudio. La ausencia ha valido la pena pues he aprobado y me siento muy muy muy alegre, así que ahora comenzaré a publicar recetas con ilusión. 

Empiezo por el principio. Desde hacía algunos años, llevaba una vida bastante sedentaria (me alimentaba más o menos bien pero no practicaba deporte alguno). Por ello, el verano del año pasado decidí salir a correr y cuál fue mi sorpresa al comprobar que algunas veces me pegaba hasta dos días con dolor de cadera y casi sin poder moverme después de correr. Por ello, decidí ir al médico porque a veces me dolía incluso si solo caminaba mucho.

Tuve que hacerme unas radiografías (me radiografiaron enterita, piernas y espalda). Efectivamente, la traumatóloga me dijo que tenía una cadera más alta que la otra pues tenía el fémur y la tibia izquierdos más largos que los derechos. Sin embargo, lo que le <<preocupó>> fue que era evidente que tenía una escoliosis <nada despreciable>> (cito textualmente).

Entonces, me preguntó que si ya lo sabía porque estas cosas se suelen detectar cuando se es niña. Le comenté que me estaba enterando ahora con 25 años. Así, empezó a ver con detenimiento las radiografías y midió el grado de desviación (30º de desviación ahí es na').  



¿QUÉ ES LA ESCOLIOSIS?

En la web del NIH nos dice que <<La escoliosis es una condición que causa una curvatura de lado a lado en la columna vertebral. La curvatura puede tener forma de “S” o “C”. 

En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa esta curvatura, es lo que se conoce como escoliosis idiopática>>.

Por lo visto, suele afectar más a niñas que a niños. 


RECOMENDACIONES DEL DÍA A DÍA

Entre las recomendaciones que me dijo la traumatóloga y lo que he estado leyendo por internet, puedo decir que debo prestar atención a:

  • Mi calzado
  • La higiene postural
  • Evitar los bolsos y sustituirlos por mochilas
  • Practicar deporte
  • Buena alimentación, como no.

CALZADO

Me he comprado unas muy parecidas, si no iguales.
Vista aquí
En mi caso, un podólogo me comentó que debía comprarme unas plantillas acorde con mi pisada y demás. Sin embargo, la traumatóloga me dijo que no era necesario, que lo mejor era comprarme
unas buenas playeras (zapatillas deportivas en canario). Es algo que seguiré investigando y hablándolo con especialistas.

Así, debo:
  • Usar unas buenas playeras para caminar
  • Evitar calzado plano y tacones.

HIGIENE POSTURAL

La verdad que éste es un tema bastante interesante y sobre todo, importante. Por ello, me gustaría seguir informándome. Es algo que me está costando pues llevaba muchos años caminando, sentándome y acostándome de cualquier manera. Pero poco a poco.

En la RAE, podemos leer que la primera acepción de higiene es << Parte de la medicina que tiene por objeto la conservación de la salud y la prevención de enfermedades>>. Por ello, cuando se habla de higiene postural se refiere a aquellos hábitos de postura adecuada que se debe adoptar cuando nos sentamos, caminamos, practicamos ejercicios e incluso cuando dormimos, con el fin de evitar posibles problemas de salud.

Recomiendo que cada uno se informe bien porque merece la pena. Aún así les digo las cuatro cosillas que intento cumplir:

Vista aquí
  • Sentarme con la espalda recta, intentando apoyarla en el respaldo y con el culillo bien pegado al mismo. Debemos evitar que la espalda adopte esa postura cómoda como de <<autoencogerse>>, pero tampoco ponernos estilo militar con la espalda ultra recta. No le hace nada bien ninguna de las dos posturas, por ello debemos buscar el grado de rectitud idónea para nuestra columna.
  • No cruzar los pies. Esto es algo que le debo a mi buena amiga Jeza, siempre me está <<tirando de las orejas>> porque lo tengo super metido. De manera automática me siento y cruzo las piernas, parece que así estoy más cómoda. Sin embargo, no es bueno para mi cadera, mi columna y la circulación de mis piernas.
  • Caminar con la espalda recta e intentado bajar los hombros, ya que tiendo a subirlos como para las orejas. Cuando comienzo a caminar debo pensar conscientemente qué y qué no debo hacer. Espero que con el tiempo lo interiorice y lo haga de forma automática.
  • Dormir de lado. Por lo visto, he leído que dormir boca abajo es bastante negativo para el
    cuello, por lo que se recomienda dormir de lado o bien si es boca arriba con una almohada debajo de las rodillas.
  • Si vas a comprar o cargar con bolsas es mejor para tu espalda y para tu cuerpo en general, repartir el peso entre ambas manos. Parece obvio, pero por experiencia propia algunos seres humanos nos empeñamos en cargar todo con una mano e ir cambiando cuando nos cansamos. No entiendo el porqué.


MOCHILA vs. BOLSO

Visto aquí
Esto es algo que forma parte de la higiene postural pero quiero ponerlo en un apartado diferente para recalcar su importancia.

Parto de la base de que me encantan los bolsos y que tengo mil millones de ellos, y que cuanto más grandes son, más cosas les meto con el consecuente incremento de peso. Sin embargo, no es nada bueno. Ya lo digo desde ya, ¡ojo con los bolsos!. Parece que son nuestros amigos pero muchas veces no lo son.

Vistas aquí
Por eso, estoy tirando de mochilas ya sean deportivas (para ir a la playa, natación, excursiones o viajar) o bien más de vestir. ¿Por qué? Pues porque la espalda agradece que el peso de nuestro mundo esté repartido en ambos hombros, para así no ayudar a que se desvíe más espalda.

También es posible usar bolsos o mochilas con asas largas que se pongan en un lado y cruce el cuerpo.

¿Qué pasa con mis mil millones de bolsos? Pues los uso cuando me apetece mucho y con poco peso.




DEPORTE

La vida sedentaria no es buena para nadie. Tengas algún tipo de enfermedad o no. Por el contrario, el deporte ayuda tanto al físico como a tu ser interno...en definitiva ayuda a tu bienestar en general.

En mi caso, la escoliosis me ha ayudado muchísimo a dar el primer paso y quitarme de excusas para hacer deporte. Así, me he comprometido con el deporte y pienso casarme con él, en la salud y en la enfermedad hasta que la muerte nos separe  (ya les enviaré la invitación para la ceremonia tan bonita que estamos preparando).

La traumátologa me dijo que debía realizar deportes que ejercitara la zona lumbar, además de evitar
El Confital, Las Palmas visto aquí
engordar porque cuánto más peso más debe soportar la columna. Me recomendó practicar natación o ciclismo y evitar correr. Sin embargo, he leído por ahí que no están reñidos la escoliosis con el running (que tan de moda está). Debo informarme más.

La conversación con la médico tuvo lugar a finales de abril. Pues en mayo puse manos a la obra y comencé a nadar tres veces a la semana como mínimo, por la mañana tempranito. Además, por la tarde-noche me doy mis paseos rápidos por la avenida con mis buenas playeras y mi música.

Eso sí, dependiendo del deporte puedes o no puedes hacer ciertos movimientos, debes consultarlo antes. En mi caso, en natación no puedo hacer braza ni mariposa (aunque tampoco sé hacer esta última).

Mi grata sorpresa fue comprobar una mejora de mi cuerpo en general y de mi mente, de mi estado de humor y relajación interior. El deporte es mi pareja ideal, pues me da vidilla y a la vez me tranquiliza.
Vista aquí

BUENA ALIMENTACIÓN

Esto es algo que debemos grabarnos a fuego para todo. Tener una dieta equilibrada y sana es algo
que debemos hacer aunque no estemos enfermos.

Deporte + comida sana = sorprendentes cambios físicos y mentales.

¿Y tú?

Me gustaría que me comentaras algo que creas que debo saber del tema o de lo que quieras. Si tienes alguna recomendación o pregunta. 

No soy experta para nada en el tema, pero como es algo de mi propia salud, le doy importancia e intento informarme.

Muchas gracias querid@s míos. Como no, te agradecería que me siguieras en las redes sociales, me dejes algún comentario y compartas con alguna persona que creas que le interesaría.



Y un poquito de música que tanto alegra en esta vida. Ya he puesto esta canción otra veces, pero me gusta tanto...









Image and video hosting by TinyPic

jueves, 5 de junio de 2014

Papas viudas veganas (con mojo de tomate)



Un plato sencillo, económico y que alimenta cantidubi. No se puede pedir más... el único requisito indispensable es tener un buen pan al lado con el que rebañar el plato.

Pensaba que se trataba de un plato típico canario, pero leyendo en Wikipedia sobre las patatas viudas, según leo tiene origen castellano. 

Por lo visto, se denomina viuda a aquel plato de papas que no se encuentra acompañado de carne, es decir, vegetariano. Para mi, es todo lo contrario, se estaría ante un plato lleno de vida. Sin embargo, en muchas casas canarias se le suele echar, en concreto, carne de lata tipo Beef, que tiene más grasa que carne (todo hay que decirlo).

En mi casa se hacía bastante antes, por lo que tengo recuerdos de mi infancia unidos a este plato. No sé por qué se dejó de hacer. Si bien, ya no es un problema, porque ahora tenemos la versión vegana del plato, gracias a la soja texturizada (invento de dioses). 

A mi me Madre le quedaba muy bueno, pero como ella no estaba en el momento de cocinarlo, busqué una receta en el Rincón de Afi, para luego darle mi pequeño toque sin sufrimiento animal.

Tiempo: unos 45 minutos
Coste: poquísimo
Dificultad: para trolls con mocos

Ingredientes para 2-3 personas:

- 2 papas grandes (o 2 por persona si son pequeñas)
- 1 cebolla pequeña
- 2 tomates maduros (yo lo sustituí por una taza de mojo de tomate)
- 2 dientes de ajo
- 1 pimiento pequeño (rojo o verde)
- perejil (según lo que quieras)
- laurel (también lo que quieras)
- tomillo
- Casi una taza de soja texturizada
- 1 vaso de vino blanco 
- Pimentón
- Cúrcuma en lugar de colorante (ya les hablaré del porqué ya no uso colorante)
- Guisantes
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta
- Agua



1) Picamos la cebolla, el tomate (si le pones mojo omítelo), el pimiento, el ajo y el perejil, lo sofreimos todo con un buen chorro de aceite en un caldero amplio. Pochamos con una pizca de sal para ayudar a que las verduras suden. Cuando se haya cogido algo de color añadimos la soja textirzada para que se vaya hidratando con el aceite y el sabor de la fritura.


2) Luego añadimos el mojo (si no has añadido los tomates), una cucharadita de pimentón, un poco de cúrcuma, el tomillo y la hoja de laurel. Movemos todo bien para que se mezclen todos los sabores. A continuación, añadimos las papas peladas y cortadas ni demasiado gruesas ni demasiado finas.

3) Movemos bien toda la verdura y añadimos el vaso de vino blanco. Dejamos que evapore un poco el alcohol y seguidamente cubrimos con agua y dejamos cocer a fuego medio hasta que estén guisadas las papas. Para saber si están, pinchamos con un tenedor para ver si están tiernas. Cuando ya le quede poco para apagar el fuego, añadimos los guisantes (si ya están cocidos) y removemos.


Y listo. A disfrutar y mojar pan.

Como siempre, no te olvides de:
  • Comentar lo que te salga del alma.
  • Seguirme en las redes sociales.
  • Compartir con los tuyos si te ha gustado.


Y otra folía de la mano de los Sabandeños y otr@s artistas.






Image and video hosting by TinyPic
¿qué pasa?