lunes, 26 de enero de 2015

Judiones veganos en salsa

judiones veganos en salsa


A continuación, propongo para este #LunesSinCarne una receta fácil, vegana, que calienta el cuerpo (que buena falta nos hace en esta época) y nos da vidilla.

A mi Abuela, mi Madre, mi Hermana y a Mí, nos encantan estas judías mantecosas como las denomina mi abuela. Salivo nada más recordar su sabor. Espero que tú también seas del  Club de las Judías Mantecosas cuando las pruebes, si no lo has hecho ya.

Tiempo: unos 10 minutos
Coste: medio-bajo (las judías mantecosas baratas no son)
Dificultad: nula

Ingredientes:

- 250 gr de judias
- 2 vasos de tomate al estilo italiano (aproxiamadamente)
- Sal
- Media cucharadita de cúrcuma
- Media cucharadita de pimentón dulce
*El agua de cocer las judías si fuera necesario

1) Dejar en remojo las judías y guisarlas, de la misma manera que cuando expliqué cómo se guisaba los garbanzos (donde doy pequeños trucos para no tener tantos gases).

2) Cuando estén guisadas las metemos en un caldero grande con la salsa de tomate y  mezclamos bien, añadimos el pimentón  y la cúrcuma y dejamos a fuego medio-bajo durante unos 10 minutos. Si vemos que está demasiado seca la cosa añadimos un poco de agua de las judías y  removemos bien. Al final probamos y añadimos sal si lo creemos necesario.


Aunque es la versión no malhablada de la canción...la comparto con ustedes porque me da un subidón  demasiado grande escuchar el ritmo.
¿No te ganas de bailar?
Cuando estoy en la calle y la escucho me dan ganas de de levantar las manos y hacer el signo de la victoria, además de poner cara de: seh, estoy viviendo intensa y ricamente.




Image and video hosting by TinyPic

viernes, 23 de enero de 2015

Salsa de tomate al estilo italiano

Salsa de tomate al estilo italiano

Me encanta esta salsa porque al final se queda un sabor suave, aromático y se nota muchísimo el cariño. Encima vegana. Sé que para hacerla tienes que tener un poco de tiempo, pero si no dispones de él, que sepas que existe la posibilidad de hacer un receta de salsa de tomate en 20 minutos, es rica,  sana, natural y también se nota el cariño. 

Una idea puede ser: hacer bastante cantidad, un domingo por ejemplo, y luego guardar la salsa en botes de cristal, los cierras herméticamente y vas abriendo a razón de lo que te haga falta, sin necesidad de perder tiempo entre semana. Como ves, el poco tiempo y la salud no deben de estar reñidos.

Esta salsa me encanta. Aunque digo que es estilo italiano, realmente es estilo Adassa porque esta mezcla fue producto de mi nevera. No obstante, si la denominara así la gente pensaría que se trata de algo no comestible.

Tiempo: 45 minutos-1 hora
Coste: muy poco
Dificultad: para personas que se quieran cuidar

Ingredientes:
- 1 kg de tomates maduros
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- Un trozo de puerro (opcional)
- Una rama de apio
- 2/3 de un vasito de vino tinto canario
- 1 cucharadita de sirope de agave o una zanahoria
- La mitad de una cucharadita de cúrcuma
- Pimiemta y sal
- Un buen manojo de albahaca fresca
- Aceite de oliva virgen extra

¿Por qué una cucharadita de sirope de agave o una zanahoria?
El tomate es una fruta ácida, y cuando se fríe se puede equilibrar esa acidez aportando algún ingrediente dulce. Hay quienes añaden una cucharadita de azúcar, pero a mi me gusta más sofreír una zanahoria al principio (que aporta dulzor) o al final una cucharadita de agave.


1) Picamos muy bien la cebolla, los dientes de ajo y el trozo de puerro (y si quieres la zanahoria picada) y lo sofreímos en una caldero amplio con abundante aceite de oliva, a fuego medio-bajo. Cuando esté bien pochadito, añadimos el vino, removemos bien y esperamos unos 3 minutos para que se evapore el alcohol.

2) Mientras se pocha lo anterior, metemos los tomates (previamente bien lavados y sin el pendúnculo) en trozos en el vaso de la batidor. Batimos bien hasta obtener un puré crudo de tomate.

3) Una vez evaporado el vino, pasamos el puré de tomate por un colador grande  encima del caldero (con ello, se queda en el colador las pipas y la piel del tomate). Removemos bien, añadimos la sal, pimienta y la cúrcuma y dejamos que se cocine durante unos 30 minutos o hasta que veas que el tomate esté cocinado. Es el momento de añadir el sirope (si no le  has añadido zanahoria) y removemos. Probamos y rectificamos, añadimos más agave o sal si vemos que lo necesita.

4) Cuando esté lista la salsa apagamos y apartamos del fuego, añadimos la albahaca limpia y picada, tapamos y dejamos reposar.

Listo.

Puedes usar esta salsa para hacer pasta, pizzas caseras, guisos, lasaña, rehogados...lo que se te ocurra. Así que te animo a que lo hagas y que me cuentes.

Ah, no te olvides de:

  • Comentar lo que te apetezca
  • Compartir con los tuyos
  • Seguirme en las redes sociales (facebookinstagram


Ay, hoy me apetece tranquilidad y relajación :)






Image and video hosting by TinyPic

martes, 20 de enero de 2015

10 cosas que debes hacer para aliviar los síntomas del resfriado

10 tips para combatir el resfriado


A continuación, leerás 10 pasos que debes seguir si quieres hacerte la vida más fácil y aliviar los síntomas del resfriado.

Antes de nada, ¿QUÉ ES EL RESFRIADO? sí , muchos hemos sufridos sus síntomas pero ¿qué es exactamente? Como no, me fui a Wikipedia (lo siento): 

<<El resfriado común es una enfermedad infecciosa viral leve del aparato respiratorio superior que afecta a personas de todas las edades, altamente contagiosa, causada fundamentalmente por rinovirus y coronavirus. Los síntomas principales son estornudos, secreción nasal, dolor de cabeza, goteo y congestión nasal, ojos llorosos, picor, dolor o flema en la garganta, tos, cansancio y una sensación de malestar general. Es una de las enfermedades más comunes que, por lo general, dura entre 3 y 10 días. Aunque el resfriado común no tiene cura, los síntomas generalmente se resuelven espontáneamente en 7 a 10 días, con algunos síntomas que pueden permanecer hasta por tres semana.>>

Antes de los consejos les cuento porqué publico este tipo de entrada.  A parte de que muchas personas están cayendo como moscas, es necesario sumar a esto lo sucedido este domingo. 

El caso es que intento ir a caminar casi todos los días por la noche, me pongo mi música y me recorro la playa de Las Canteras (la sensación que siento no se paga con dinero).

Pues bien, este domingo tendría que haberle hecho caso a mi Madre y no salir, ya que fui pasear más o menos abrigada, pero no lo suficiente como para soportar vientos huracanados y algo de lluvia. Solo me faltó quitarme la ropa y esperar a que me partiera un rayo

Así, es que de esa bonita noche traje conmigo un bonito refriado, que esta mañana se ha manifestado. Dicho esto vamos con los:


CONSEJOS


1) NO FUMES NI BEAS ALCOHOL. Todo el mundo sabe lo malo que son en general, si encima estás enferm@ apaga la luz y vámonos. No obstante, hay quiénes sienten tan vicio que no lo pueden evitar. En este caso, que sepas que si fumas harás que la enfermedad perdure unos 3 días más.

2) HIGIENE AL RESCATE
  • No uses los pañuelos hasta el infinito y más allá, utilízalos cuando sea necesario y tíralos, no te darán dinero si los guardas como trofeos (créeme). 
  • Además, lávate las manos con frecuencia, por tu bien y por el resto, ya que eso permite que se propague menos la enfermedad, e intenta no tocarte mucho la nariz, la boca y los ojos. Imagínate que  me sueno montón, luego voy a la biblioteca o a la frutería y empiezo a tocar libros o frutas...Los orientales se ponen máscarillas, no para no contagiarse, sino, una vez enfermos, por respeto a los demás.
  • Limpia el móvil. Estamos en la era de "me llevo el móvil hasta al baño". Piensa dónde lo has puesto: barras de bares, mesas de medio mundo, cuando se te cae al suelo, cuando te suenas y tocas el móvil...¿Sabías que 1 de cada 6 móviles contienen materia fecal?. En principio no es una tarea fácil, porque los fabricantes desaconsejan productos "agresivos", pero con el mero paño de microfibras no es suficiente para eliminar gérmenes y bacterias.
  • Si vas a estar en casa todo el tiempo, no uses la misma ropa 73 horas seguidas. 
  • Airea un poco la casa, que salgan los virus.
3) HAZ ALGO DE EJERCICIO para que te salga todo mediante el sudor. No te estoy diciendo que en pleno resfriado corras una media maratón, puedes, por ejemplo, simplemente saltar a la cuerda o bailar en tu propia casa.

4) DESCANSA Y MÍMATE. Quiénes duermen menos de 7 horas tienen más posibilidades de resfriarse y que los síntomas duren más.

5) BEBE MUCHA AGUA, para que puedas ir soltando todo lo que llevas dentro a través de la orina. ¿Cómo? Pues:
  • Bebiendo mucha agua en sí.
  • Comiendo fruta a mansalva, la cual aporta agua y vitaminas, así como azúcares para darte vidilla. Un truco para comer de manera diferente es hacerte un batido verde.
  • Hazte infusiones como de equinacea (importante antibiótico natural, estimula el sistema inmunológico)), de tomillo o cebolla (si  tienes catarro), manzanilla (que limpia por dentro). El té no lo recomiendo porque tiene unas sustancias llamadas taninos, que impiden que se pueda absorber bien los nutrientes de la comida si bebe seguidamente. Aunque no soy médico ni nutricionista así que díganme si me equivoco.  

6) EVITA COMER COMIDAS PESADAS Y CON MUCHAS GRASAS. Necesitas que tu cuerpo destine toda tu energía a recuperarte, en vez de estar luchando contra una digestión pesada.

Puedes comer comidas que te aporten  vida pero ligeras como un buen potaje de berros (los cuales son depurativos de la sangre, expectorantes, es decir, que elimina la mucosidad y tienen vitamina C) , caldo hembra canario, una sopa reconstituyente o sopa de guisantes con setas shiitake


7) Sí, VITAMINA C, pero a parte de las naranjas se encuentra en:
  • Pimiento, más que nada, incluso que los cítricos
  • Cítricos
  • Tomates
  • Verduras como las coliflores, brócoli, coles de brusela
  • Espinacas, rúcula, perejil (importante consumir el tallo)
  • Y muchas frutas y verduras más.

Por lo que es aconsejable una buena ensalada, por ejemplo de berros y remolacha, aunque no esté caliente y no te apetezca. Prueba una pequeña, entonces.

8) NO MIRES A LOS OJOS A LA ENFERMEDAD, o mejor todavía, mírala directamente y dile bien claro: ¡paso de ti Virus!. Así será más fácil que se marche. 

Me explico. Céntrate en tu día, en estar bien y mantener una actitud positiva. Entiende que no eres Hulk y que si tienes esos síntomas confía en que tu cuerpo se curará. Por contra, no le des más importancia de lo necesario a los síntomas repitiendo  una  y otra  vez ¡ay qué malita estoy!,  y recreándote en tu "miseria" corporal.

Creo que la mente juega un papel fundamental, también.

9) USA ROPA Y CALZADO CÓMODO. Tanto si vas a estar en casa como si tienes que estar fuera. Hazle caso a tu cuerpo cuando te dice: -Buf hoy no me apetece ponerme esa pantalón que me queda un poco apretado o esa camisa que no me deja moverme bien. Abrígate y quiérete.


10) DÚCHATE. Sí, vale, en teoría todos somos muy pulcros y nunca nos saltamos las duchas. Pero estando mal@ ¿nunca te has dicho "con lo bien que estoy entre mis kilos de ropas y ahora me tengo que desnudar y pasar frío? Eso por no hablar de cuando se tiene fiebre, que te duele la piel hasta por quitarte la ropa.

Pero, sí, el esfuerzo merece la pena porque te renueva las energías y parece que el cuerpo se queda más reconstituido.


Fuentes: Botanical, El Mundo, Mi Madre, Yo misma.


Ah, te espero en las redes sociales (facebook, instagram)  y si crees que esto le puede servir a alguien envíaselo, como por ejemplo: al mocoso de tu compañero de trabajo, a tu esposa, a tu hijo el quejica, a la vecina del 4º que no deja de estornudar...

¿Y tú? ¿Tienes algún remedio infalible que compartir? 



Esto es lo que le digo al Virus.



Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 14 de enero de 2015

Cómo hacer mayonesa vegana en 5 minutos


mayonesa vegana fácil


A continuación verás qué fácil es hacer  una mayonesa vegana, y no volverás a comprarla, ya que es más sana, más barata y hecha con cariño. El ingrediente estrella.

Hace dos años publiqué una receta de veganesa, que también está bien. Pero hoy les digo otra forma, igual de sencilla, con un sabor espectacular.


Tiempo: 5 minutos
Coste: poquísimo
Dificultad: para nativos chinos


Ingredientes:

-100 ml de leche vegetal (uso soja sin azúcar)
- 200 ml de aceite de girasol (u otro suave)
- un chorrín pequeño de aceite de oliva virgen
- un diente de ajo (sin el germen, es decir, sin el centro para que no repita)
- un chorrín de limón
- sal
- pimienta
- cúrcuma (opcional)


1)  Metemos en el vaso de la batidora el ajo (sin germen), la leche y por último los dos aceites. Metemos la batidora (de una vez, no la muevas), y batimos SIN MOVERLA y a poder ser a velocidad baja (mi batidora tiene velocidad rápida y velocidad de curvatura, pero igualmente sale). 

2) Cuando veas que está cuajada casi toda la leche, levanta un poco por un lado la batidora, muy poquito. Cuando se haya mezclado todo o casi todo el aceite, empieza subiendo y bajando poco a poco la batidora. 

3) Cuando haya cuajado, metemos un chorro de limón, sal, pimienta y una pizca de cúrcuma. Batimos otro poco y listo.

La guardamos en un bote de cristal, y a la nevera. Dura unos cuantos días pero seguro que te la acabas antes.


Es un poco lioso de explicar, pero créeme sale. También la práctica juega un papel importante, prueba, prueba y prueba.



Me encanta hacerme sandwiches de mayonesa, pepinillos dulces y mix de lechugas. ¡Qué vicio!



Sí, soy una pesada con esta canción, pero no te haces la idea de cuántas veces la escucho al día.
Disfruta.
Sé feliz.






Image and video hosting by TinyPic

martes, 13 de enero de 2015

Caldo hembra canario y vegano

Caldo papa canario y vegano


Esta receta es muy de enero. Debe ser indispensable para personas que se han pasado comiendo y/o comprando estas navidades. ¿Por qué? Porque es súper barata y sana, siendo muy diurética. Además de ser híper fácil y rápida.

También es para ti, aunque no te hayas excedido y te quieras seguir alimentando de forma sana.

En realidad, es conocido mayormente como caldo de papa. Se trata de un plato típico canario, y por sus escasos y baratos ingredientes estamos ante esas maravillas gastronómicas surgidas de la escasez.

¿Y por qué caldo hembra? Porque existe una vertiente de este plato llamado caldo macho o caldo de huevo, precisamente porque se le añade huevo. Pero como saben, ni como huevo ni soy un macho. Pues caldo hembra con orgullo.

Como dice mi Madre, no hace falta hacer grandes comistrajes para tener el buche lleno. Así, con este plato obtendremos hidratos de carbonos sanos (por las papas y el arroz), proteínas, minerales, vitaminas, fibra, y estaremos soltando algo de toxinas, gracias a sus efectos diuréticos (por el apio y la cebolla). Entre otras propiedades.





Tiempo: unos 40 minutos, pero no tendrás que hacer prácticamente nada más que esperar
Coste: híper barato
Dificultad: para quienes lleguen a la vitrocerámica/cocina


Ingredientes para dos o tres:

- 2 papas
- 1 cebolla
- 4 -5 dientes de ajos grandes
- Un buen trozo de pimiento
- Puñado de arroz integral (si quieres blanco pero lee más abajo*)
- Un buen chorro de aceite de oliva virgen
- 1-2 ramas de apio
- Cucharadita de pimentón (usé dulce)
- Cucharadita de cúrcuma
- Cucharadita de comino recién molido
- Pizca de pimienta (opcional)
- Sal (yo uso del Himalaya, la rosa)
- Agua
- Un manojo de cilantro y otro de hierba huerto


1) Metemos todos los ingredientes en un caldero amplio, exceptuando los manojos, y llenamos de agua hasta cubrir. Tapamos y le damos caña a fuego alto. Cuando empiece a hervir, bajamos y lo dejamos a fuego medio durante unos 25 minutos o hasta que esté el arroz y las papas. Prueba.

- Puedes meter los ingredientes enteros, troceados un poco o bien cortados muy pequeñitos. Yo lo que hice fue: apio y el pimiento los corté un poco, las papas en cuadritos, y la cebolla y el ajo los piqué.

2) Después de probar, rectificamos de sal, pimentón o pimienta. Apagamos el fuego y añadimos los manojos previamente tapados, los metemos un poco con la cuchara (de madera) y tapamos. Dejamos reposar unos minutos. Yo mientras me comí una hermosa ensalada.

Y ya está. Te quedas satisfech@ de barriga y de espíritu, con el bolsillo sin temblar y tu cuerpo agradeciéndotelo.




¿Por qué uso cúrcuma? ¿Lo puedo sustituir por colorante alimenticio?
Hace unos meses les hablé de los beneficios de la cúrcuma y porqué dejé de usar el colorante. Por poder, puedes usarlo, pero no te lo recomiendo ya que es insano y encima existe una alternativa sana y beneficiosa para tu salud, como es la cúrcuma.
Por ello, intento ponerle cúrcuma a todo lo que se me ocurra, y es que se recomiendo ingerirla todos los días.

¿Por qué usar comino en grano? ¿Cómo lo muelo?
Usar comino recién molido te aportará un mayor sabor y aroma, que no te lo da el que se compra ya en polvo, debiendo en este caso, añadir mucha cantidad para que aporte algo de sabor.
Para molerlo puedes o bien usar un almirez/mortero o meter los granos en un servilleta, los envuelves como si fuera un sobre (por ejemplo) y los machacas con un cuchara, dando golpes encima y haciendo presión.

¿Por qué uso arroz integral? El arroz integral tarda más en guisarse ¿Cómo hago para que tarde menos?
El arroz integral es aquel que se compone de tres partes importantes: salvado, germen y endospermo. Mientras que el arroz blanco o refinado es así de blanco porque se le ha eliminado el salvado y el germen durante el proceso de refinamiento, quedando solamente el endospermo. Ello le priva de los nutrientes que vemos en la imagen, por lo que nos queda un alimento poco nutritivo para nuestro cuerpo.

Vista en Fácil de digerir

Por lo anterior, el arroz integral es un grano más duro y por ende tarda más en guisarse. Un truco es dejarlo en remojo durante un tiempo, por ejemplo una hora. O bien puedes dejarlo por la noche, o irte a trabajar, estudiar y cuando regreses guisarlo. Simplemente se trata de un pequeño cambio de mentalidad a la hora de cocinar el arroz y que redundará en salud.



Este hombre hace una música más relajante que el carajo.





Image and video hosting by TinyPic
¿qué pasa?