lunes, 17 de agosto de 2015

Ensalada fría de garbanzos con curry


Para este nuevo #LunesSinCarne he hecho una receta veraniega, fácil, barata y vegana cargada de proteínas y otros nutrientes de los buenos-buenos. 

Tiempo: 5 minutos ( sin contar con el tiempo de cocción de los garbanzos si decides hacerlo tú y del reposo en la nevera)
Coste: ¡baratito oiga!
Dificultad: para expertos en física cuántica

Ingredientes:

- Garbanzos cocidos (de botes o no. Les recomiendo que los guisen ustedes porque tienen más sabor y creo que es más natural)
- Pimiento rojo y verde
- Un tomate
- Comino (yo le añadí directamente en grano)
- Curry
- Cúrcuma
- Sal marina (por favor evita la refinada)
- Pimienta
- Aceite de oliva virgen extra
- Un poco de vinagre

*Las cantidades depende de tu gusto y de los comensales

1) Lo mezclamos todo en un bol amplio y lo dejamos en la nevera para que se mezclen los sabores mientras se enfría la ensalada. 

2) Sólo queda servir y disfrutar.


¿Qué hacer para NO tener tantos GASES después de comer garbanzos?


  1. Puedes guisarlos con un trocito de alga kombu. Ésta absorbe parte de esas sustancias que nos provocan gases, tengo entendido y creo que funciona.
  2. El propio comino es digestivo.
  3. Masticar bien la comida. En general, debes moler y salivar bien lo que comes, hasta el punto de tragar una papilla más que sólido.
  4. Después de comer tomarse una infusión calentita como por ejemplo de hinojo (a mi me funciona mucho ésta), de manzanilla, hierbaluisa, de canela. La que te apetezca. El propio calor de la infusión mezclado con las propiedades de la hierba en cuestión facilita la digestión.
  5. Intentar no comer otras legumbres durante ese mismo día, tipo cenar más garbanzos, beber leche de soja y sus derivados (es una legumbre), comer manises / cacahuetes (son legumbres también), etc. Por poder puedes, pero si no quieres tener demasiados gases, ahí queda eso.


Recuerda:

  • Hacer la receta si te ha gustado.
  • Compartir con los tuyos.
  • Seguirme en las redes sociales como facebook o instagram...así será más fácil enterarte cúando pública y de cosillas que voy diciendo.
  • Ser feliz,






Image and video hosting by TinyPic

jueves, 13 de agosto de 2015

Ensalada de mango con coco

Ensalada de mango con coco

Se trata de una ensalada super refrescante, fácil, rápida de hacer, y por supuesto, vegana. En serio, sienta genial para soportar estos calores tremebundos .

Es una idea original para llevar a la playa, al campo o bien dejarla hecha por la noche para cuando llegues de trabajar. Es como que se te abre el cielo mientras escuchas música celestial cuando te pones un platito de esta ensalada.

Tiempo: 10 minutos + 30 min en la nevera para que se quede fresquita (aunque te recomiendo una hora)
Coste: medio, depende del precio de los mangos
Dificultad: para zombies calurosos
Fuente: Cocina Vegan Fácil (por favor, miren sus vídeos. Esta Señora con su hijo hace verdaderas maravillas veganas)


Ingredientes para 2-3 personas:

- 1 mango grandote (sin que esté muy maduro, tiene que estar firme para poder cortarlos en cuadritos)
- 1 cebolleta o un cuarto de cebolla
- 1 tomate 
- Un puñadito de cilantro (según tu gusto)
- Un puñado de coco rayado
- Un puñado de manises o cacahuete
- Un chorrín de salsa de soja
- Zumo de un limón (lima o naranja)
- Pimienta
- Azúcar moreno (opcional)
*Quizá un poco de agua

*Si vas a usar cebolla, añade poca. Para reducir el sabor tan fuerte puedes sumergir la cebolla picada en agua caliente durante 1-2 minutos.

1) En un bol grande añadimos el mango pelado y cortado en cuadritos, la cebolla picadita, el tomate en cuadritos, los manices, el coco y el cilantro bien picado. 

2) Hacemos la salsa con la soja, el zumo de limón, el azúcar, la pimienta y una pizca de agua si quieres que no sea tan concentrada. Mezclamos bien para que se disuelva el azúcar. 

3) Añadimos al resto de ensalada, mezclamos bien y metemos en la nevera hasta que esté bien fresquita.

*En principio no se le añade sal porque la soja ya la aporta.



Si te ha gustado esta receta por favor:

  • Hazla en casa. Nada como la comida casera.
  • Compártela con tu entorno.
  • Sígueme en las redes sociales.
  • Sé feliz.


Échate un baile desenfado. 





Image and video hosting by TinyPic

lunes, 10 de agosto de 2015

Ensaladilla rusa vegana con mayonesa de zanahoria

Ensaladilla rusa vegana con mayonesa de zanahoria

Hoy les traigo una receta veraniega, vegana y bien sencilla, para comer, cenar o picar en casa, en la playa, en el campo...donde quieras. Es fácil y barata. Lo único es poner de ti para que salga el ingrediente estrella: el cariño.

Las personas que suelen hacer ensaladilla rusa verán que es muy similar a la común, no tiene mucha ciencia, pero ahí dejo la idea.

Tiempo: el proceso son unos 25 minutos, pero el total será más porque debes esperar a que se enfríen las papas y dejar reposar en la nevera unas horitas. Si la haces de un día para otro queda mejor.
Coste: bajito
Dificultad: para amantes de la vida fresquita
Fuente: mi Madre sacó la receta de la mayonesa en Vegetarianismo.com


Ingredientes para 4-5 personas:

- 4 papas grandes (usé de la variedad spunta)
- media cebolla mediana roja (puedes usar la blanca)
- pepinillos a tu gusto (a mi me gusta echar bastante, le da buen sabor)
- un buen puñado de aceitunas (en mi caso rellenas de pimiento)
- una latita de guisantes
- un buen "puñado" de perejil
- un pimiento morrón asado
- sal marina ( evita la refinada por favor)
- pimienta


Para la mayonesa:

-2 zanahorias
-2 ajos laminados (le puedes quitar el germen para que no repita)
-Sal
-Zumo de limón
-Aceite de Oliva (no se queda fuerte de sabor, aún así puedes añadir otro aceite más suave)

1) Ponemos a guisar las papas peladas y cortadas en cruadritos junto con la zanahoria también en cuadritos de similar tamaño en agua hasta que lo cubra todo y añadimos sal cuando empiece a hervir.

2) Mientras, vamos picando los pepinillos, la cebolla, el pimiento y el perejil (en casa nos gusta cortarlo bien pequeñito todo, sobre todo la cebolla). Las aceitunas las cortamos en rodajas y añadimos todo junto los guisantes, la pimienta y la cúrcuma a un bol grande. Removemos y dejamos que se vayan mezclando los sabores. 

3) Cuando estén guisadas las papas y las zanahorias, las sacamos del caldero y dejamos que se enfríen. Ojo, no tires el agua de la cocción.

4) Luego hacemos la mayonesa de zanahoria: en una batidora o con un robot de cocina se baten junto con un poco de agua (mejor si es con el agua de cocción para aportar más sabor), 2 ajos laminados, sal y un chorrito de limón. Después se bate lentamente, añadiéndole poco a poco aceite de oliva al gusto hasta que obtenga una textura tipo mayonesa.

5) Cuando estén frías, metemos en el bol las papas, el cariño y la mayonesa. Mezclamos bien y probamos para ver si le hace falta más sal o cualquier otro ingrediente. 

6) Metemos en la nevera unas horas y a disfrutar dónde y con quién quieras.


Podemos hacer rollitos de lechuga rellenos de ensaladilla.


¿Quieres saber por qué uso cúrcuma y recetas con ella? Pincha aquí.
Si quieres hacer una ensaladilla vegana y rosa pincha aquí.


Si te ha gustado esta receta por favor:

  • Hazla en casa. Nada como la comida casera.
  • Compártela con tu entorno.
  • Sígueme en las redes sociales.
  • Sé feliz.





Ah, he estado algo desaparecida en cuanto al blog porque entre los estudios (estoy opositando) y que estoy fielmente comprometida con el deporte, no tengo mucho tiempo para dedicarme al otro amor de mi vida, la cocina+blog. La sigo respetando mucho obviamente...ya encontraré la fórmula para dedicarme a todas las partes de mi vida eficazmente. 

Eso sí, nunca me olvidé de mi compromiso con el blog. Sólo nos dejamos un tiempo. 

No obstante, julio fue un mes intensamente bonito para mi. Una de las cosas que llevaba tiempo esperando y me apetecía muchísimo hacer era correr mi primera carrera popular. Y encima en un lugar inmejorable, El Confital (otro amor de mi vida, ¡si es que al final estoy rodeada de amor!).

En mi caso hice 8 km en 48:10 minutos y quedé en el puesto 50 de 272 (creo) en esa distancia.  No es una gran marca pero me quedé requetecontenta hasta más no poder.

Fue una experiencia brutal que desde luego repetiré. Aprovecho para darles mil millones de gracias por los ánimos y por hacérmelo pasar tan bien: a mi familia, a mi segunda familia Fuentes, a mis amig@s y a mi compi Sabina con la que salgo en ambas fotos. Nos los pasamos pipa.

Foto obtenida en el facebook de Summer Run


Hace dos años la canción El alma y el cuerpo de este grupo, fue parte de la BSO de mi verano, y ahora este disco está siendo parte de la de este año :)
Disfruta.


Image and video hosting by TinyPic

lunes, 15 de junio de 2015

Mermelada de tomate y albahaca, sin azúcar



Ahora que estamos entrando en la temporada de tomates, voy a aprovechar para hacer diferentes recetas como la que propongo hoy. Una fácil mermelada vegana sin azúcar, y lo que más me gusta, más sana y barata que si la compramos.

El agar-agar es un alga con un poder gelatificante más alto que la gelatina común (la cual se elabora por hidrólisis parcial del colágeno extraído de la piel, el hueso hervido y molido, las pezuñas, huesos, tendones, órganos y vísceras de ganado vacuno, porcino, equino y avícola). Te animo a que mires el proceso de elaboración tan divertido que tiene la gelatina común en Wikipedia.

No obstante, su alternativa vegetal, el agar-agar, posee proteínas, hidratos de carbono, fibra y minerales como el calcio, fósforo o potasio, entre otros. La fibra provoca suaves efectos laxante, por lo que si tienes problemas de diarrea frecuentemente, se desaconseja comerla porque podría ocasionarte más.

Además, es de destacar que con poca cantidad se consigue espesar muchísimo, por lo que hay que tener cuidado de no pasarse si no quieres crear un ladrillo con sabor a mermelada. Eso hace que sea rentable esta alga.


Tiempo: 30- 40 minutos
Coste: poco
Dificultad: para hipsters


Ingredientes para unos dos botes:

- 6-7 tomates grandes y maduros
- 1 clavo de olor
- 2-3 hojas de albahaca
- Zumo de medio limón
- Media cucharadita de agar agar
- Media cucharadita de cúrcuma
- Una pizca de nuez moscada
- Una pizca de sal marina de calidad (por favor, no compres la refinada)
- Sirope de agave (opcional)


1) Hacemos un corte en forma de cruz en cada tomate y los metemos en un caldero con abundante agua hirviendo y los dejamos unos 30 segundos. Hasta que veas que la piel empieza a levantarse. Los sacamos y dejamos enfriar un poco. Esto lo hacemos para pelarlos con facilidad. Los pelamos

2) En un caldero amplio metemos los tomates bien troceados, con el clavo, la sal, el limón, la cúrcuma y la nuez moscada. Dejamos a fuego medio, removemos bien y esperamos a que se empiece a deshacer el tomate. Removemos de vez en cuando. 

3) Cuando ya esté líquido el tomate añadimos la cucharadita de agar agar y removemos bien para que se deshaga y se mezcle adecuadamente y dejamos al fuego unos 20 minutos o hasta que esté el tomate bien deshecho (es importante que el tomate se mantenga caliente para que se deshaga bien el agar agar).

4) Cuando ya esté, apagamos el fuego y añadimos un chorro de sirope de agave si queremos endulzarlo (según nuestro gusto) y la albahaca bien picada. Removemos y metemos en botes de cristales bien limpios. Guardamos en la nevera.



*Si quieres puedes quitarles las pepitas con una cuchara tras pelar los tomate, en este caso tendrás que usar más cantidad de tomates.

* También puedes cerrar al vacío para consumir más adelante, pero para ello deberás esterilizar antes los botes de cristal.

*Si quieres, puedes hacer menos cantidad disminuyendo cada ingrediente.

Si te ha gustado esta receta por favor:

  • Hazla en casa. Nada como la comida casera.
  • Compártela con tu entorno.
  • Sígueme en las redes sociales.
  • Sé feliz.

Tranquilidad.


Image and video hosting by TinyPic

viernes, 12 de junio de 2015

Ensalada de fresas con aderezo de aguacate



Una ensalada de fresas muy fresca, sanísima, depurativa y nutritiva que se hace en nada de tiempo.

Tiempo: 10 minutos
Coste: Bajo (depende del precio de las fresas)
Dificultad: para ti


Ingredientes:
- Lechuga
- Berros
- Fresa
- Pepino

Para el aderezo:
- Medio aguacate
- Zumo de una naranja
- 1-2 hojas de albahaca


1) Lavamos bien todos los ingredientes y los cortamos y  ponemos en un bol como tu quieras.

2) Para el aderezo, en un bol pequeño chafamos con un tenedor el aguacate y mezclamos con el zumo de naranja y las hojas de albahaca bien cortadas.


¿Qué hacer si sobra ensalada?

Pues te puedes hacer un bocata, bocaditos o un sandwich rico rico para luego. Por ejemplo.


Si te ha gustado esta receta por favor:

  • Hazla en casa. Nada como la comida casera...y si es sana, rápida y llamativa mejor que mejor.
  • Compártela con tu entorno.
  • Sígueme en las redes sociales.
  • Sé feliz.

Música suave para suavizar el alma. 
Está permitido bailar sin pensar.






Image and video hosting by TinyPic

Seguir es muy bonito